Construyamos juntos el Foro 2019 de la OCDE: Un mundo en EMoción

Thumb anthony gooch web
Mar 08, 2019
3
0

El Foro de la OCDE cumple 20 años en 2019. Más que un  aniversario, el Foro está llegando a su mayoría de edad. 

Es una oportunidad para contemplar el camino recorrido pero también mirarhacia el futuro: ¿Qué hemos aprendido en este tiempo? ¿Qué hemos logrado? ¿En qué debería concentrarse el Foro de la OCDE en el contexto global cambiante en el que nos movemos? 

El Foro fue creado en el año 2000 en respuesta a la presión pública en favor de una mayor transparencia y diálogo en la elaboración de políticas públicas. La era de Internet estaba floreciendo, las organizaciones no gubernamentales habían aprovechado la dimensión de la web para ejercer una nueva influencia en la escena política y pedir a los gobiernos que rindieran cuentas a unos ciudadanos del mundo que, además de informados y proactivos empezaban también a estar "conectados". La globalización se encontraba en pleno apogeo una década después de la caída del Muro de Berlín, con China a punto de unirse al mundo de libre comercio e inversión de la OMC. Este fue también un momento de violentas protestas en las calles de Seattle, en noviembre de 1999, cuando 30.000 manifestantes pararon a la OMC, un año después de que los esfuerzos de la OCDE para lograr un acuerdo multilateral de inversión se hubieran estancado. 

El desagrado por el poder multinacional de las grandes marcas, la sensación de que las culturas y de las identidades estaban siendo arrolladas, los talleres clandestinos de explotación laboral, o las divisiones entre los países ricos y pobres que reveló la globalización  generaron una demanda de responsabilidad y transparencia reales.

La OCDE escuchó el mensaje: de este crisol surgió el Foro de la OCDE. Pero no fue una tarea fácil. Los funcionarios y diplomáticos de la OCDE en un principio se sintieron incómodos. Aunque la mayoría en la OCDE reconoció la demanda de una mayor transparencia y realizó algunas consultas con la sociedad civil, muchos seguían convencidos de que la discreción era esencial y que si la OCDE tenía que abrirse, sería para convencer a sus detractores de las virtudes incuestionables de la globalización. El Foro de la OCDE presentaba a la vez un riesgo y una oportunidad. 

20 años después, el Foro de la OCDE ha avanzado mucho. Su contribución a la transformación de la OCDE ha sido muy valiosa. Se está convirtiendo en una plataforma apta para un mundo en continuo cambio. Y, en los últimos dos años, el panorama político global ha dado otro vuelco. La incertidumbre, la división, la impaciencia y la polarizaciónse han extendido, y las protestas callejeras también han regresado. 

La motivación del Foro se mantiene tan firme como el primer día y la necesidad es tan grande, si no mayor, en este Mundo en EMoción. La reticencia del año 2000 se ha visto remplazada por el entusiasmo y el deber de escuchar a todas las voces para construir mejores políticas. El Foro continúa proyectándose hacia el futuro, centrándose para ello en los desafíos del pasado y del presente. Continuamos alentando el debate franco, basado en la evidencia, pero, en 2019, debemos aprovechar las fuerzas emocionales que nos impulsan para avanzar hacia un objetivo positivo. 

Cada año buscamos desarrollar una agenda que resuene con la evolución de nuestro tiempo, y nuestro mundo se ve muy diferente en 2019. Donde solíamos centrarnos en un crecimiento económico fuerte y sostenible, ahora necesitamos un crecimiento inclusivo que tenga a las personas en el centro de nuestro enfoque y nuestras políticas. Cuestiones como la igualdad de género, la integración de los migrantes, el riesgo de caer en la pobreza según envejecemos,el desempleo juvenil, el acceso a viviendas asequibles, la atención médica y la equidad de los sistemas tributarios existían como preocupación hace 20 años, pero tienen una relevancia aún más acusada en la actualidad. 

A lo largo de los años hemos recibido a responsables de la formulación de políticas públicas, reuniendo a ministros con actores implicados de todo el espectro político; así como al ámplio abanico de la sociedad civil sobre temas que van desde los derechos humanos y la seguridad de los niños hasta los impuestos y la privacidad; dirigentes sindicales que persiguen mejores derechos para los trabajadores; CEOs de empresas globales y locales que se enfrentan al desafío de construir modelos de negocio más inclusivos y sostenibles; medios de comunicación innovadores que utilizan sus plataformas para comentar y trazar la evolución del mundo; e investigadores y académicos de vanguardia que brindan su experiencia para desarrollar soluciones innovadoras y concretas. Todos tienen algo que aportar en conversaciones que nos sacan de nuestras zonas de confort, sobre temas que sentimos la responsabilidad de incluir en la agenda. 

Esta comunidad es un ingrediente esencial de la "química del Foro", una suerte de constelación en la que individuos de todas las partes del mundo aportan sus experiencias, opiniones e ideas. Comenzamos con apenas unas centenas de participantes. El año pasado se unieron a nosotros alrededor de 4,000 personas en París, y muchos más en la web y en las redes sociales. En esta ocasión queremos incluir aún más voces y movilizar nuestra inteligencia colectiva para abordar los desafíos apremiantes del mundo en un espacio abierto, dinámico y creativo. 

Los días 20 y 21 de mayo, la 20ª edición del Foro de la OCDE se centrará en un Mundo en EMoción, reflejando un momento de gran cambio social, económico y político, de agitación y de disrupción, amplificado por las fuerzas duales de la globalización y de la digitalización. Los acontecimientos recientes ponen a prueba nuestra comprensión y la capacidad para pronosticar el futuro. "¿Qué puedo hacer?"; "¡Lo que puedo hacer!"; "¡Dígame qué hacer!" Estos son algunos de los dilemas que confrontamos  mientras lidiamos con problemas tan complejos a tan gran escala. 

Las personas pueden generar grandes cambios, como hemos visto en todo el mundo, haciendo a los líderes mundiales responsables de su seguridad física, la protección de nuestro planeta y el respeto de todos, independientemente de su origen étnico o su género. En conjunto, las acciones pequeñas pueden convertirse en poderosas fuerzas de disrupción y de cambio. Nuestra ambición en el Foro será explorar cómo transformar estas expresiones crecientes de incertidumbre y enfado en un compromiso colectivo para una acción positiva. 

Al comenzar nuestros preparativos, deseamos su ayuda para co-crear la agenda. Les consultamos el año pasado y nos inspiramos en sus ideas, que enriquecieron nuestra reflexión y se convirtieron en parte del programa del Foro. Estos son algunos de los temas y cuestiones que estamos considerando y sobre los cuales valoraríamos sus ideas y aportaciones:

  • ¿Cómo imaginar un Nuevo Contrato Social? El núcleo de un nuevo contrato social residirá en nuestra capacidad para abordar la evolución de las nociones de ética, los valores humanos e incluso la privacidad en la era digital. Como en años anteriores, continuaremos explorando formas de promover un crecimiento más inclusivo, asegurando oportunidades para todos, y especialmente para aquellos que con demasiada frecuencia se quedan atrás en nuestras sociedades (como los jóvenes, las mujeres, los migrantes, las personas mayores y las personas con discapacidades) a través de un mejor acceso a la educación, al empleo, las finanzas, la vivienda y la salud. También nos interesa mirar "más allá de las capitales" dado el fuerte componente regional a las crecientes divisiones en nuestras economías y sociedades.
  • ¿Cómo podemos prepararnos para la digitalización y el futuro del trabajo? La prioridad de la OCDE es garantizar que la transición digital que estamos viviendo sea positiva tanto para el bienestar como para el crecimiento. En este contexto, los debates del Foro incluirán un fuerte enfoque en el futuro del trabajo, incluido el tipo de educación y las competencias necesarias, así como las redes de protección y de apoyo que proporcionarán la confianza y la capacidad de adaptación necesarias para hacer frente a este nuevo futuro.
  • ¿Por qué es tan importante la cooperación internacional en nuestra época? Todos los temas del Foro de 2019 estarán vinculados a los ODS, con un enfoque sobre la urgencia de abordar el cambio climático. Prevemos una discusión estratégica sobre la necesidad de un nuevo tipo de liderazgo en un mundo volátil y acelerado: los desafíos de la globalización, el cambio tecnológico, la inmigración y el aumento del populismo exigen un liderazgo y una responsabilidad firme y decidida de los gobiernos, pero en estrecha colaboración con directivos empresariales, alcaldes y la sociedad civil. 

También examinaremos el potencial de la Inteligencia Artificial, y de otras nuevas tecnologías para ayudar a abordar algunos de los problemas sociales y ambientales más difíciles del mundo, así como las dimensiones éticas y los riesgos que deben ser cuidadosamente considerarados para que estas tecnologías desarrollen todo su potencial.   

El Forum Network es su espacio para decirnos qué es lo que le importa, y es también nuestro espacio para escuchar, reflexionar y actuar en consecuencia. ¡Por favor únase y comente en el recuadro de abajo! 

En un Mundo en EMoción, siempre que el Foro de la OCDE esté orientado hacia el futuro y escuche con atención a las personas de todos los orígenes y lugares, seremos una fuente inestimable para mejorar la formulación de políticas para una vida mejor. 

Al unirse a nosotros en el Foro 2019 de la OCDE y participar en el Forum Network, puede ayudarnos a marcar nuestra mayoría de edad y cumplir nuestra meta de lograr un mejor futuro para todos.

Anthony

Medium anthony gooch web

Anthony Gooch

Director, OECD Forum, OECD

https://www.linkedin.com/in/anthony-gooch-g%C3%A1lvez-0b3a1/?trk=public-profile-join-page

No comments yet.